logo

Seguinos en Facebook
+54(11) 4808-0844 info@hotelesdelnorte.com.ar

SALTA

Hoteles en Salta
Conoza los mejores hoteles de Salta

Salta Cachi Cafayate Otros destinos



En la provincia de Salta puede encontrarse una gran variedad de hoteles, hosterías y alojamientos de distintos niveles, gustos y preferencias. La zona más importante de hoteles en Salta es la ciudad de Salta, capital de la provincia, y se encuentra al norte de Argentina. El turismo en Salta es cada vez mayor y la infraestructura de hoteles y hosterías es cada vez más propicia para recibir a turistas de todo el mundo, que se acercan a esta ciudad para conocer sus bellezas.

Hoteles del Norte ofrece una gran variedad de hoteles en la provincia de Salta, para que usted pueda elegir el hotel en Salta que más le guste para pasar sus vacaciones en el norte. Las ciudades de Cachi, Cafayate, La Silleta, Molinos y la misma ciudad de Salta presentan variedad de hoteles y hosterías bellísimas.

Elija el hotel en Salta que más le guste en cada una de las ciudades.

La ciudad de Salta es una de las joyas hispánicas que mejor se han conservado en nuestro país. Salta, al norte del Valle de Lerma, era paso obligado para la gente que venía del Alto Perú y, por eso, en su casco histórico se observan las huellas del pasado colonial. Orgullosos de su historia, los salteños mantienen viva esa idea con un plan que abarca la conservación y el mejoramiento de los sitios históricos.

A raíz de eso, el viajero en Salta capital puede sentir la historia fluir por sus calles y recovecos. Si a ello se le suman los barrios periféricos del centro, que combinan modernidad con paisajes que quitan el aliento, se puede decir que la ciudad de Salta es una de las más lindas del país.

Acorde con la envergadura turística que posee Salta con respecto al noroeste argentino, puerta de entrada para los viajeros que suben hasta la Puna, el alojamiento en Salta es simple y cómodo. Hoteles, hosterías y posadas en Salta para cada necesidad se expanden por la ciudad, invitando al viajero a disfrutar. Además, posee una rica oferta gastronómica y de diversión, tanto diurna como nocturna.

A tan sólo 24 kilómetros del centro de la ciudad de Salta se encuentra La Silleta, lugar ideal para tomar contacto con las costumbres gauchas de la ciudad. Pueblo que conserva a flor de piel su estado natural, es destino obligado para salidas diarias o parar pasar unos días allí, disfrutando de la naturaleza y de las actividades típicas de campo, gracias a su variada oferta de alojamientos en fincas. Los hoteles en La Silleta son un ingreso al mundo del turismo rural con un toque salteño que lo hace inimitable.
Ya con un poco más de tiempo se puede visitar Cachi, en la confluencia de los ríos Cachi y Calchaquí. También la historia muestra su atractivo aquí, con hoteles en Cachi pensados para recordar los tiempos idos con el toque necesario de modernidad para que la estadía sea más que agradable.

Cachi es, por otra parte, la antesala ideal para adentrarse en las ricas tierras de Cafayate, epicentro de la actividad vitivinícola salteña, cuna de unos vinos que día a día ganan mercados a fuerza de un sabor que se beneficia de un clima privilegiado. Ir de bodega en bodega parece una opción más que interesante a la hora de visitar Cafayate y alojarse en la zona. Los hoteles en Cafayate poseen las características típicas de la zona, en donde las comodidades se combinan tanto con un entorno maravilloso como con una atención personalizada ejemplar. La idea de volver a Cafayate ni bien se la abandona es uno de los clásicos y espectaculares efectos colaterales de su visita.

El valle de Molinos es un pueblo prehispánico que guarda, tanto en sus construcciones como en sus paisajes de montaña, parte de la riquísima historia de nuestro país, vinculada con los inicios de la conquista y la colonización española en suelo argentino. Molinos fue parte del Camino del Inca, fue testigo del encuentro y cruce de razas, de pueblos, de raíces y de sentidos. En la actualidad todo lo que constituye Molinos remonta a aquellas épocas. Los hoteles en Molinos son un viaje hacia ese pasado, rodeados de callecitas iluminadas por faroles, todo lo cual hace de Molinos un pueblo encantador y único.